domingo, 10 de julio de 2011

Algunos datos sobre la financiación de la iglesia católica en España

La iglesia católica española es inmensamente rica. Además vive en un verdadero paraíso fiscal, al estar libre de impuestos y la inmensa mayoría de sus bienes y de sus cuentas son totalmente opacas.

Esta situación es ilegítima y presuntamente ilegal, hecho que es aceptado u omitido por los poderes públicos, que podrían estar cometiendo diversos presuntos delitos.
Resumen aproximado de aportaciones directas del Estado y valoración por exención de impuestos, contabilizados globalmente en millones de euros (m€)

 
  • Asignación vía IRPF-2010 (para financiación directa del culto y el clero) 249 m€
  • Asignación IRPF-fines sociales (obra social, cooperación, etc.)-mínimo 80 m€
  • Exenciones tributarias: IBI, patrimonio, obras… etc. 1.000 m€
  • Enseñanza: *Personal que imparte religión católica: 700 m€
  • Financiación de centros de ideario católico: 3.900 m€
  • Para asistencia sanitaria y para la obra social: 2.500 m€
  • Asistencia hospitalaria directa (CCAA) 700 m€
  • Funcionarios capellanes (ejército, cuarteles, hospitales…) 25 m€
  • Mantenimiento patrimonio artístico propiedad de la iglesia católica 500 m€
  • Fastos y eventos 2011 (*datos conocidos visita Papa Madrid)-previsión- 60 m€
  • Subvenciones y gastos eventos religiosos y asociaciones ámbito local 290 m€

Además: La iglesia católica oficial española es propietaria, a través de sus más de 40.000 instituciones (diócesis, parroquias, órdenes y congregaciones religiosas, asociaciones, fundaciones, universidades, etc.) de un enorme patrimonio consistente en bienes mobiliarios, inmobiliarios (Ejemplos: más de 100.000 propiedades y aproximadamente el 70% del suelo habitable de Toledo, Ávila, Burgos y Santiago y unas 120.000 hectáreas en tierras agrícolas), suntuarios (enorme patrimonio en joyas, trajes, etc.), obras de arte, capital en fundaciones, pues aunque tengan autonomía jurídica y administrativa, no dejan de formar parte de la misma organización eclesial.
También participa en el sector financiero español (fundamentalmente cajas de ahorro) (Ver Anexo II). Posee innumerables empresas mediáticas y de comunicación social, así como del mundo editorial. Es partícipe, además, de acciones en multitud de grupos empresariales de diversos ámbitos.
Es evidente que, de forma más o menos legítima, recibe donaciones directas de sus fieles y que, ilegalmente, se nutre de diversidad de beneficios fiscales o regalías públicas y privadas, a veces, también, percibe suculentos negocios de todo tipo y actividad. Pero también se apropia presuntamente de forma ilegal de patrimonio gracias a la actual Ley Hipotecaria, que permite a la Conferencia Episcopal registrar a su nombre inmuebles, como templos,cementerios o casas sacerdotales que carecen de títulos de propiedad (Ver Anexo I).
La cifra presunta y estimada que el Estado (central, autonómico y local) ha cedido, directamente, a la iglesia católica, en 2010, puede haber superado los 10.000 millones de euros, cifra que a lo largo de 2011 se puede ver incrementada. De los cuales 249.456.822 de euros pertenecen a la asignación tributaria directa del IRPF (2009) y unos 90 millones por la vía de “fines sociales”. // En una época, como la que atravesamos, de profunda crisis social y económica la iglesia católica española, en 2011, va a seguir recibiendo “religiosa y puntualmente” del Estado, central y periférico, su financiación sin ningún tipo de recorte.