jueves, 23 de agosto de 2012

La CGT denuncia al Conseller Serafin Castellano por delito contra la seguridad de los trabajadores.

La Confederación General de Trabajadores anuncia la interposición de una denuncia penal contra los responsables de las muertes de dos trabajadores que han dado su vida por salvaguardar los bosques de todos.
De nuevo, la falta de previsión y conocimientos técnicos, el recorte de medios humanos y materiales y la ausencia de dirección profesional, se han cobrado vidas de trabajadores públicos.

Mientras el Gobierno de Mariano Rajoy se dedica a perseguir a jornaleros por “robar” paquetes de garbanzos y de galletas en Mercadona, la falta de absoluta de preparación de los responsables políticos del medio ambiente, empezando por el Conseller de Gobernación, Don Serafín Castellano Gómez y sus adláteres del Partido Popular, han demostrado su preocupación y anticipación, no por los incendios forestales, sino por la celebración del NOU de Octubre o si las Fallas son el 19 de marzo o tienen que caer en lunes por que al Incógnito Fabra así le place.

Para evitar que se proceda al “archivo judicial” por ser ” imprevisible” que unos agentes forestales se quemen en un incendio forestal, para evitar que se nos diga que “todo fue una fatalidad”; para evitar que el Sr.Castellano, o el Sr. Fabra, o la Sra. Sánchez de León pongan cara de circunstancias en el funeral de los compañeros, la CGT presentará denuncia ante la Fiscalía de Sala Coordinadora de Salud Laboral, por el delito contra la seguridad de los trabajadores, con resultado de muerte, de los previstos en el artículo 316 del Código penal, advirtiendo que dirigirá su acción penal contra los responsables políticos de los servicios de extinción y contra quienes, pudiéndolo haber remediado los hechos luctuosos no hubieran adoptado medidas preventivas para ello.


Váyase, Sr. Castellano, vd. no puede estar en su trabajo de máximo responsable de la extinción de incendios forestales, por estar dedicado a la extinción de “fuegos “ políticos –la pugna contra los campsistas, rusistas, etc.-, o bien al diseño del calendario de fiestas “patrióticas”.