jueves, 11 de octubre de 2012

¿Por qué no gritas?

Aulas saturadas, menos profesores, disminución de becas, degradación de la enseñanza, recorte presupuestario brutal en lo concerniente a la actividad cultural... ¿Alguien se ha planteado que tanto la huella generacional, como el avance tecnológico y humano, o la evolución de la sociedad hacia su perfeccionamiento; dependen de la calidad de la educación de sus ciudadanos y de la expresión cultural que nace de dicha educación, libre y universal? El gobierno de España ha decidido degradar, a la mínima expresión, la formación de las personas. Para convertir a la sociedad en rebaño de borregos cuentan con tu silencio. Incluso el presidente español, Mariano Rajoy, ha loado a la mayoría de españoles que se quedan en casa y no manifiestan su dolor. Pero, si no paran de hacerte daño, ¿por qué no gritas?