viernes, 11 de octubre de 2013

CGT denuncia ante el Tribunal de Cuentas la gestión en el Palau de les Arts, solicita la paralización inmediata del ERE y advierte al Consell de las posibles responsabilidades penales si continúa su tramitación

La denuncia ante el Tribunal de Cuentas se basa en las reiteradas advertencias sobre ilegalidades en la gestión del Palau de les Arts que vienen realizando en los últimos años tanto la Sindicatura de Cuentas como la Intervención General de la Generalitat. Ante la pasividad de los órganos de control, la CGT ha decidido poner en manos del Tribunal de Cuentas la gestión ilegal, antieconómica, despilfarradora e ineficaz de los gestores del Palau.
Como muestra de lo que advierten los órganos de control en sus informes desde el año 2009 podemos citar lo siguiente:

-La retribución de la Intendente superó los límites establecidos por la Ley de Presupuestos. Tres meses después de la aprobación de la Ley, el Consell autorizó eximir a este cargo de los límites, siendo sus retribuciones de 91.054,92.-€ anuales, casi el doble que las del Presidente de la Generalitat. Pero aún así, la auditoría detectó unas retribuciones superiores a las autorizadas por el Consell.



-Las retribuciones de 5 trabajadores superaban los límites de la Ley de Presupuestos para los altos cargos.

-A pesar de las advertencias, la Fundación sigue sin publicar en el Diario Oficial las relaciones de puestos de trabajo o plantilla.

-Numerosísimas irregularidades en la contratación administrativa: gastos de publicidad por importe de 1.327.646 euros (IVA incluido) sin acuerdo del órgano competente, y advertido en varios informes de fiscalización; contrataciones a dedo sin ningún tipo de procedimiento, y ocultando esta información al órgano fiscalizador; los contratos no son adjudicados por el órgano de contratación; utilización de los llamados contratos menores superando la cuantía mínima establecida por la Ley; falta de acreditación de la solvencia por los contratistas; abuso de la prórroga de contratos de forma ilegal.

-Irregularidades contables: facturas presentadas tres años después de prestarse el servicio, en un caso se comprueba que ha tardado en presentarse 6 años; existencia de tarjetas de crédito sin autorización, crédito de 6 millones de euros sin autorización de la Conselleria competente.

Además la CGT anuncia que emprende acciones judiciales contra el enchufismo en el Palau y en la pléyade “Empresas”, “Entes”, “Agencias”, “Fundaciones”, “Observatorios”, “Institutos” y demás elementos extraños que han constituido una verdadera Administración paralela que ha pervertido hasta el tuétano a la Generalitat Valenciana.
CGT planteó en vía administrativa la solicitud de revisión de las contrataciones laborales realizadas por esos “entes”. Según estimaciones periodísticas, de los más de 12.000 empleados en entes públicos del llamado sector empresarial de la Generalitat, más de 4.000 han accedido a su puesto mediante una entrevista personal, sin recurrir a principios de mérito, capacidad, igualdad de oportunidades y publicidad.
Esta solicitud se presentó a todos los consellers para que, antes de plantear expedientes de regulación de empleo (ERE) se revisaran las situaciones de enchufismo, y los consellers las anularan en el ejercicio de sus facultades administrativas como presidentes de las empresas y entes de sus departamentos. La respuesta del Consell ha sido el silencio.
Por ello, la CGT advierte expresamente a los responsables políticos del Consell de su responsabilidad penal ante cualquier intento de “blanquear” los orígenes fraudulentos de los “enchufados” mediante el pago de MILLONES DE EUROS de dinero público en los ERES DEL BLANQUEO en el sector público empresarial.

Federación Local de Sindicatos de CGT-Valencia