miércoles, 18 de diciembre de 2013

El Palau de les Arts pagó 700.000 euros por dos óperas burlando la ley

Una denuncia presentada ante el Tribunal de Cuentas pone en evidencia el sistema de contratación del Palau de Les Arts. El escrito, de 39 páginas al que ha tenido acceso EL MUNDO, detalla una serie de irregularidades en los contratos del coliseo valenciano que se habrían cometido, sobre todo, en el año 2012 y que podrían tener consecuencias penales. La denuncia la presentó la Confederación General del Trabajo (CGT) cuando CulturArts anunció un ERE sobre la plantilla. Y lo curioso es que se sustenta en dos informes encargados por la Generalitat.

Uno corresponde a la memoria anual de la Sindicatura de Cuentas (este viernes presenta los resultados de 2013) y el otro es una investigación externa que encargó la Intervención de la Generalitat cuando la consellera María José Catalá asumió el área de Cultura.

Pues bien, la denuncia de la CGT incluye párrafos calcados de la investigación interna de Hacienda. La Conselleria concluyó que «de los expedientes revisados hemos observado» que «no consta informe sobre la adecuación a precio de mercado, no figura en el expediente certificado de existencia de crédito» y «en la fecha de los pliegos y de los informes de inicio de procedimiento no consta el día».


Il Trovatore y Medea se adjudicaron sin informes técnicos o económicos

Además, «los contratos no mencionan la rúbrica contable con cargo a la que se abonará el precio y no contemplan la existencia de financiación suficiente», y «en los procedimientos negociados no se deja constancia formal en el expediente de los términos de la negociación».

De los contratos revisados por la Intervención y que ya están en el Tribunal de Cuentas destacan los referentes a la contratación de dos óperas: Il Trovatore y Medea, y hace referencia a los expedientes para adjudicar escenografía y vestuario.

Respecto al primero, la denuncia detalla que «el pliego no contempla la acreditación de la solvencia económica y financiera en los términos del artículo 75 del TRLCSP» y los «criterios de valoración y sus ponderaciones no se encuentran descritos suficientemente».


La escenografía de ambas óperas se contrató diez días fuera de plazo

El pliego tampoco contemplaba «la posibilidad de modificación del contrato»; sin embargo, «con posterioridad a la firma del contrato» se realizó un anexo al mismo en el que se amplia los gastos de escenografía pese a que no podía modificarse. Tampoco se respetaron los plazos: La fecha límite de adjudicación era el «3 de febrero de 2012», pero no se realizó hasta «el 13 de febrero».

Sobre el contrato «tramitado mediante procedimiento negociado de tramitación urgente» para el atrezzo de ambas producciones, la Intervención detectó que «en el pliego no se establece la fecha de la presentación de las ofertas» y que la Comisión Ejecutiva contrató los trabajos antes de que valorara la oferta la mesa de contratación.

Les Arts restó importancia ayer al contenido de la denuncia y aseguró que los contratos respetaron la legalidad. Ambas óperas costaron más de 700.000 euros, incluida la parte artística y high definition.
 
Artículo original El Mundo Digital