jueves, 16 de enero de 2014

La Fiscalía investigará los excesos en el Palau de les Arts de Valencia


El Tribunal de Cuentas revisará las presuntas negligencias contables del Palau de Les Arts después de que la Confederación General del Trabajo (CGT) entregara los informes de la Sindicatura de Comptes y la Intervención General donde se detallan los excesos de la Fundación Reina Sofía.

Así consta en una resolución judicial, a la que ha tenido acceso EL MUNDO, en la que el Tribunal de Cuentas pregunta a la Fiscalía si nombra instructor para que revise las irregularidades. El fiscal José Ángel Serrano ha respaldado la apertura de diligencias «una vez examinadas las actuaciones» y propone «a la comisión de Gobierno el nombramiento del delegado instructor, a fin de que se practiquen diligencias» para comprobar el caos contable que los órganos fiscalizadores de la Generalitat dibujan en sus informes.

La intendente de la ópera de Valencia Helga Schmidt también se ha dirigido al Tribunal de Cuentas para que notifiquen a la Fundación las resoluciones. En un escrito dirigido a la sección de enjuiciamiento (ver documentos adjuntos) la intendente se ofrece a colaborar con Cuentas y apoya el nombramiento de un instructor para despejar las dudas sobre su gestión.

El procedimiento ante el tribunal de Cuentas es muy particular. Una vez se nombre al instructor que revisará los expedientes sospechosos para la Intervención, se autorizará a un secretario para que requiera a la Fundación toda la documentación. A partir de ahí se practicarán las diligencias oportunas en averiguación del hecho y de los presuntos responsables o sus causahabientes. En el caso de que se confirmen las anomalías, Cuentas pedirá el interrogatorio de los procesados y tendrá que determinar si de sus acciones se desprende responsabilidad criminal.

El sindicato presentó la denuncia después de que Hacienda alertara en sus informes que la intendente no cumplía con los requisitos que establece la ley de contratos públicos. De hecho la responsable de Cultura María José Català, con el apoyo del resto de consellers, pidió que se retiraran poderes administrativos a la intendente para evitar otro tirón de orejas del síndic y la Intervención. Cultura ha nombrado ya a un alto funcionario de Torrent para que se encargue de la administración y vigile los pagos.

Entre las irregularidades detectadas por Hacienda destaca, entre otras, la contratación de dos óperas: Il Trovatore y Medea, y hacían referencia a los expedientes para adjudicar escenografía y vestuario. Respecto al primero, la Generalitat alertaba que «el pliego no contempla la acreditación de la solvencia económica y financiera en los términos del artículo 75 del TRLCSP» y los «criterios de valoración y sus ponderaciones no se encuentran descritos suficientemente».

El pliego tampoco contemplaba «la posibilidad de modificación del contrato»; sin embargo, «con posterioridad a la firma del contrato» se realizó un anexo al mismo en el que se amplía los gastos de escenografía pese a que no podía modificarse.

Sobre el contrato «tramitado mediante procedimiento negociado de tramitación urgente» para el atrezzo, la Intervención detectó que «en el pliego no se establece la fecha de la presentación de las ofertas» y que se contrataron los trabajos sin que la mesa de contratación los valorara.

El festival Viva Europa, por el que Les Arts pagó a una empresa vinculada a Schmidt, y la Visa con 3.000 euros de crédito que circuló sin autorización del Consell completan los hechos que la Fiscalía ha apoyado investigar. 
 
Fuente: El Mundo