martes, 13 de mayo de 2014

CGT denuncia la improvisación y la negligente e ineficaz gestión de la prevención y extinción de incendios forestales del Conseller Serafín Castellano

Comunicado de prensa

CGT denuncia la utilización electoralista de los incendios por parte de Serafín Castellano al anunciar la incorporación de más medios para la prevención y extinción, en un momento en que los recortes sucesivos de los últimos años ponen en evidencia el fracaso total de su gestión, provocando una situación alarmante de incendios sucesivos en las últimas semanas, que ponen en grave riesgo a las personas, a los trabajadores de la extinción, y a nuestro medio ambiente

La pregunta que se hace la CGT en relación con el nuevo anuncio del Sr. Castellano “a bombo y platillo” sobre los recursos que la Conselleria que dirige va a destinar a la extinción de incendios, es cuánto de verdad y cuánto de mentira y engaño hay en ello.

Porque el último engaño es muy reciente, como para seguir fiándonos de sus misivas electoralistas y mediáticas.

La última «chapuza administrativa» protagonizada por el Conseller Serafín Castellano, responsable de la nefasta y negligente política de prevención y extinción de incendios forestales, se produjo en la campaña de prevención de incendios de Semana Santa y Pascua.

El 7 de abril el Sr. Conseller anunció a bombo y platillo sus medidas estrella para la prevención de incendios en el período de Semana Santa y Pascua, entre las que se incluía la vigilancia mediante un helicóptero en el que iban a ir agentes medioambientales, funcionarios del Consell que tienen la consideración de agente de la autoridad y policía judicial ambiental.

Pues bien, según la información a la que ha tenido acceso el sindicato CGT, si el 7 de abril el Conseller anunciaba públicamente esta medida tan «mediática» y electoralista -como nos tiene acostumbrados Serafín Castellano-, el 15 de abril el Subsecretario de la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Gaspar Peral -de quien dependen los Agentes Medioambientales- le daba a Serafín un “tortazo administrativo” en las narices, al recordarle que ésas no son funciones de los Agentes y que no podían volar en helicóptero.

Nueva chapuza administrativa de Serafín, que está jugando con fuego, y sigue engañando vilmente a los ciudadanos y ciudadanas del País Valenciano.

Pero el “entuerto administrativo” no se queda ahí. Según parece, la nueva directora general del Medio Natural de la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Salomé Pradas Ten, dirigió unas instrucciones a los directores territoriales de la Conselleria “recomendando” a los Agentes Medioambientales que no subieran al helicóptero, puesto que no se había formalizado ningún acuerdo con la Conselleria de Gobernación, pero no obstante, abría la posibilidad de que los Agentes asumieran la función “voluntariamente”.

La CGT exige a la Consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente que confirme si la directora general dirigió unas instrucciones en esos términos, y si es así, cese de forma inmediata a la directora ante tal despropósito y actuación negligente.

CGT considera que una alto cargo político no puede seguir dirigiendo la política ambiental y poniendo en grave riesgo la seguridad de los trabajadores que tiene a su cargo, haciendo depender de su propia voluntad el ejercicio de funciones que supuestamente no tiene encomendadas, según reconoce la misma directora, y además tratándose de actividades de riesgo, que no han sido evaluadas por los técnicos de prevención de riesgos laborales, como exige la legislación vigente.

El sindicato considera que sería mucho más ilustrativo para la ciudadanía que en la próxima rueda de prensa el Secretario General del PP y conseller de Gobernación explicara cuántos miles de euros que podrían haber ido a la prevención y extinción de incendios forestales -como a otros servicios públicos recortados vilmente-, se han ido por las alcantarillas de Gurtel, Brugal, caso Blasco, visita del Papa, supuesto enchufismo en el IVAJ, sobrecostes en VAERSA…, y un largo etcétera.

Las consecuencias de la incompetencia de ambas Consellerias implicadas, la de Gobernación y la de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, son bien patentes: los incendios forestales sufridos en las últimas semanas, de importante repercusión para la seguridad de las personas, de los trabajadores y del medio forestal valenciano que agoniza, maltratado por la política ambiental del PP, dirigida a extraer beneficio económico para sus amiguitos del alma.

Sobre las causas de los incendios llama la atención la desvergüenza política de dirigentes del partido gobernante, algunos, supuestamente responsables de un incendio, y que menospreciando al pueblo, ni dimiten ni les exigen su dimisión quienes deben hacerlo. Llama la atención la diferencia de trato que tiene el Sr. Conseller hacia los negligentes cuando se trata de agricultores o cuando se trata de alcaldes del PP, apresurándose en unos casos a lanzar a los medios de comunicación con urgencia la presunta causa del incendio, mientras que en otros no interesa correr tanto.

Todo ello no puede obviar la causa real de la propagación y extensión de este tipo de incendios, que es la falta absoluta de una política de prevención y de extinción. Su única política ha sido la de la imprevisión y negligencia más absolutas, materializada en los recortes brutales de los últimos años en el personal y en los medios materiales.

Recordamos los devastadores incendios forestales del verano de 2012 que, desgraciadamente, y dada la ineptitud demostrada por quienes gobiernan y administran lo público -más preocupados por beneficiar a sus amiguitos del alma con dinero público-, se volverán a repetir si no ponemos remedio.

Desde CGT ya le advertimos al Sr. Conseller que vamos a llegar hasta el final exigiendo responsabilidades, incluidas por supuesto, las penales.

En estos momentos, el sindicato estudia la presentación de una denuncia penal, ante las declaraciones realizadas por el alcalde de Cullera ante el Pleno del Ayuntamiento en las que, según los medios de comunicación, “En su intervención, Sanjuán ha reconocido haber visto el aviso de los bomberos para que suspendiera el espectáculo de las fiestas patronales y ha alegado que lo ignoró porque el castillo de fuegos artificiales se realiza en la falda de la montaña desde hace «100 años»”.

Federación Local de CGT de Valencia

13 de mayo de 2014