jueves, 10 de julio de 2014

Inspección de Trabajo levanta acta contra FNAC

Levantado requerimiento de inspección de trabajo sobre fraude de ley en la contratación a tiempo parcial, exceso de flexibilidad horaria, trabajo a turnos y distribución de la jornada, sobre clausulas contractuales y trato de presión por parte de los superiores en el FNAC.

Desde finales del pasado mes de enero y a raíz de las denuncias de CGT, Inspección de Trabajo mantiene abierta una investigación a los centros Fnac de Barcelona.

Por el momento, las dos inspectoras actuantes han realizado un primer requerimiento en el que destacan que la voluntad del Fnac de introducir, mediante las cláusulas adicionales al contrato, la distribución irregular de la jornada de trabajo y el sistema de trabajo a turnos es contraria a las previsiones legales. Llegan a la conclusión de que la disponibilidad del trabajador/a hacia Fnac resulta excesiva para prestar una cantidad limitada (parcial) de trabajo.

El trabajador a tiempo parcial tiene derecho a conocer y a que se le establezca en el contrato, tanto el número de horas de trabajo como su distribución, impidiéndose de este modo cualquier otra fórmula más flexible en la ordenación del tiempo de trabajo.

Inspección considera, por tanto, que no es legalmente admisible que se puedan distribuir las, por poner un ejemplo, 1200 horas anuales fuera del contrato de trabajo y a la libre conveniencia de Fnac (que es lo que sucede ahora). En consecuencia y atendiendo a la legalidad laboral vigente, todo parcial tiene que tener especificado en el mismo contrato de trabajo la distribución horaria, cosa que llevaría a unos horarios plenamente estables y totalmente fijos. Es decir, mismos días de trabajo a la semana y mismo horario laboral a lo largo de todo el año. Ello imposibilitaría, entre otras, el poder programar el trabajo en los domingos puntuales de apertura.

Las inspectoras actuantes basan su extenso requerimiento en el Estatuto de los Trabajadores, reforzándolo con doctrina laboral, jurisprudencia, notas técnicas de prevención del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene y normativa de la Organización Internacional del Trabajo. Las inspectoras recuerdan, además, que la distribución irregular de las jornadas y el sistema de trabajo a turnos son elementos que obstaculizan la conciliación de la vida personal, familiar y laboral (puesto que un contrato a tiempo parcial también tiene que ser plenamente compatible con otra actividad laboral).

Inspección considera que el actual régimen de irregularidad en el tiempo de trabajo, tan sólo es exigible al trabajador a jornada completa, por lo que finalmente REQUIERE a Fnac a que “indique en cada uno de los contratos de trabajo a tiempo parcial la distribución horaria […] o, en su defecto, proceda a su transformación en indefinidos a tiempo completo”.

Inspección también ha requerido a Fnac a evaluar “las consecuencias que, en materia de conciliación de la vida familiar, personal y laboral se derivan del sistema de distribución irregular de la jornada y de trabajo a turnos” que ha implantado y a que forme en materia de conciliación a todos los mandos encargados de realizar los cuadrantes horarios.

Inspección también constata que las denuncias de CGT y los testimonios de diversos compañeros/as sobre presiones laborales para la consecución de los objetivos de socios y seguros tienen una base documental innegable: la de los propios despidos, que inciden por escrito en la baja consecución de los objetivos comerciales. Por ello, también se ha requerido a Fnac a que elimine todo tipo de presión, por parte de los mandos, para conseguir objetivos; a que entienda que la función de supervisión no pasa únicamente por el control del trabajo, sino que debe servir de apoyo al trabajador/a; y que los trabajadores no deben ser expuestos a situaciones de apremio y urgencia de tiempo ante las carencias de recursos materiales y humanos.

CGT elevará en los próximos días estas cuestiones al Comité Intercentros y a la Comisión de Seguimiento del Plan de Igualdad, debido a que afectan a la conciliación de la vida familiar, personal y laboral.

CGT también realizará el debido seguimiento de este requerimiento, que entendemos debe ser implementado a no más tardar en el próximo mes de septiembre y denunciaremos si llega a ser necesario el incumplimiento del mismo.
 
CGT - FNAC