sábado, 4 de octubre de 2014

El Sindicato CGT defiende un Ferrocarril Público, Social, Sostenible, Seguro y Eficaz


Son años los que lleva el sindicato CGT defendiendo un Ferrocarril al servicio de toda la sociedad bajo la garantía de su carácter público. Estuvimos en contra de la división de RENFE en dos empresas y seguimos estando en contra de más fragmentaciones de ADIF y de RENFE.

A día de hoy existen 4 Sociedades Anónimas y un Ente Público provenientes de la antigua Renfe Operadora, más dos Entes Públicos de la antigua Adif. En total 7 Empresas con sus correspondientes Juntas Directivas y cargos de confianza, con menos empleados por despidos -1.400 en todo el sector en 2014- y más descoordinación entre ellas, con repercusiones negativas en cuanto a seguridad y calidad del servicio. Al contrario de lo que ocurre en los países más fuertes europeos, como Francia y Alemania.



Desde CGT denunciamos el discurso falso e intencionado sobre el coste de los servicios ferroviarios convencionales, inflan estas cifras y ocultan las de viajeros reales o potenciales, para justificar la eliminación de trenes y la expulsión de usuarios al transporte privado, creando ciudadanía de diferentes categorías dependiendo del lugar donde viva. Medidas que favorecen la despoblación y desertización empresarial: Donde deja de parar el tren desaparece la actividad económica.

Con la excusa de la crisis se cerró el grifo de las inversiones en infraestructuras y ahora que se acercan las elecciones, vuelve la fiebre derrochadora del AVE, mientras abandonan totalmente el ferrocarril convencional eliminando trenes, suprimiendo paradas en estaciones intermedias, cerrando líneas enteras como la de Ariza, Ruta de la Plata o el Directo Madrid-Aranda-Burgos y dejando que se deterioren las que van quedando, con infraestructuras obsoletas, tramos peligrosos, cambios de horarios para que no coincidan con las necesidades de estudiantes, trabajadores y el resto de ciudadanos, y subiendo los precios de los trenes Regionales o Cercanías para hacerlos inaccesibles para nuestras ajustadas economías.

Mientras tanto el 90% de los ciudadanos, los de abajo vamos a seguir pagando orgías despilfarradoras a los de arriba, en un país en quiebra técnica, donde hay previsto gastar 5.000 millones de Euros para construir 1000 kms más de AVE en 2015. A 5 MILLONES EL KILÓMETRO. Mantener TODOS LOS PUENTES de la RED CONVENCIONAL tiene un coste de 2 millones, lo que vale medio kilómetro de AVE…
Está demostrado por numerosos estudios y por la evidencia de la realidad de los hechos, que el tren tiene una importancia vital para pueblos y comarcas en términos económicos, aparte de cumplir una importante función social y medio ambiental. Por ello desde CGT nos oponemos a la eliminación de trenes regionales, al cierre de líneas enteras y al abandono de frecuencias en los Núcleos de Cercanías. El modelo de Ferrocarril que defendemos es el de la mayoría social de la ciudadanía, el ferrocarril que ya hemos pagado y que debería ser un ejemplo de eficiencia energética, medioambiental, económica y social y nos oponemos al despilfarro económico y a los intereses especulativos de una minoría que supone cada kilómetro de AVE, en un país empobrecido por el robo constante de los servicios públicos.

La eliminación de servicios ferroviarios supone un descenso de la carga de trabajo, más desempleo y más precariedad laboral. La privatización y división en un conglomerado de empresas, cada una de ellas con sus cuotas de cargos políticos de confianza y con intereses muy distintos a las necesidades de la población, ya ha traído consigo un peor servicio, una disminución de la seguridad y un aumento de los precios para el ferrocarril convencional, para que unos cuantos se enriquezcan más. Esto ya ocurrió en Reino Unido, con la British Railway, teniendo que ser rescatado por el Estado al poco tiempo, ante las constantes averías, accidentes, quiebras,… pagar varias veces por algo ya pagado.

LA CIUDADANÍA TIENE QUE SABER LO QUE SE OCULTA TRAS TODO ESTE PROCESO, A PESAR DEL EMPEÑO DEL GOBIERNO POR HURTAR EL DEBATE SOCIAL. DESDE CGT SEGUIMOS DEFENDIENDO UN FERROCARRIL PÚBLICO, SOCIAL, SEGURO Y SOSTENIBLE