miércoles, 20 de mayo de 2015

La casta sindical se alimenta de subvenciones y marisco

Comunidad Valenciana

CGT, el sindicato de inspiración anarquista, carga contra las organizaciones obreras mayoritarias por su connivencia con las politicas del PP

Voro Maroto. eldiario.es

Enrique Peris, de 48 años, técnico de administración general desde 1992 y licenciado en Derecho, encabeza la candidatura de la Confederación General del Trabajo (CGT) en las próximas elecciones sindicales, que se celebran, entre los funcionarios de la Generalitat, el jueves 21 de mayo. Su discurso es igualmente crítico con el PP y con los sindicatos de clase mayoritarios.

¿Hay casta en los sindicatos?

Sí, hay «casta» y es del Jurásico. Tenemos, entre otros, el Traidorsaurius, el Firmatodosaurius, el Chivatosaurius y el Aplaudosaurius. Todos ellos se alimentan de subvenciones, liberados y marisco, mucho marisco. La CGT insta a los trabajadores y trabajadoras de lo público para que no permitan más engaños, ni del poder ni de quienes dicen que los representan, que en su actuación demuestran lo contrario.

La CV tiene cerca de un 30% de paro, pobreza y exclusión. En ese contexto, ¿los funcionarios están maltratados?

El principal maltrato que sufren los funcionarios -y el único que encuentra empatía en la sociedad- es el de la marginación cuando se niegan a hacer las trampas que el Partido-Gobierno les requiere. En estos casos, el ostracismo laboral está garantizado: el Partido-Gobierno no quiere «aptos», quiere «adeptos». Los funcionarios que ejercen honestamente su función de velar por la legalidad y por la satisfacción del interés general, tarde o temprano tienen que enfrentarse al poder corrupto, y son “anulados” de múltiples formas. El recorte de derechos laborales nos afecta a toda la clase trabajadora, y concretamente, la pérdida de poder adquisitivo del funcionariado en los últimos años bate récords.

¿Cual es su propuesta para los funcionarios públicos?

Que mantengan la dignidad en su trabajo y no colaboren en la destrucción de los bienes de toda la sociedad. Que cuenten lo que les sucede, y la CGT se ofrece como cauce para ello. Al final, la gente buena y honrada prevalecerá. No podemos proponer nada más. Queremos organizar colectivamente una respuesta contundente al poder político-económico que pretende privatizar y esquilmar lo que es de todos, para beneficiar a unos pocos.

Su sindicato es minoritario. ¿Por qué?

Es verdad. No tenemos una base clientelar conseguida cargándose en oposiciones tipo «legiones romanas»: entrando de cien en cien, bajo el amparo del centurión sindical de turno. No aspiramos a ser «mayoritarios» porque sí. Las mayorías pueden o no tener razón.Nosotros la tenemos. La mayoría vendrá después. Estamos convencidos de lo que hacemos y creemos que la dignidad, la honestidad y la profesionalidad se impondrán.

¿Por qué votar CGT y no UGT, CCOO u otros?

Porque nosotros tratamos a las personas como personas, no como cretinos a los que se les puede engañar. Porque nosotros no le hemos hechos «risitas» y hemos firmado ningún acuerdo con Camps, Blasco, Rus, Fabra, el otro Fabra, etc. etc. Todos estos acuerdos se han firmado contra la gente, a cambio de «bagatelas» y, sobre todo, de «poltronas sindicales».

Es muy sencillo, basta con dar un vistazo a los boletines oficiales y comprobar las “ayuditas” concedidas a determinados sindicatos, que la gente se pregunte porqué y para qué.

En breve hay elecciones autonómicas. ¿Como valora la CGT la gestión del gobierno del PP?

Le tomamos prestado a Joaquín Costa el título de su famosa obra: “Oligarquía y caciquismo", con un toque de «Tómbola», Opus dei y «caloret». El saqueo de lo público en la Administración de la Generalitat nos han convertido en la referencia de la marca “corrupción”.