miércoles, 17 de febrero de 2016

Los registros en Vaersa destapan otra mordida con la Fundación de la visita del Papa

Anticorrupción detecta indicios de malversación y prevaricación en dos contratos por 447.423€ que afectarían a un tercer gerente de la empresa

Los registros en Vaersa destapan otra mordida con la Fundación de la visita del Papa
 

Laura Ballester | Valencia Los registros en Vaersa (Valenciana de aprovechamiento energético de residuos SA) dentro de la investigación por irregularidades en la empresa pública han destapado otro caso de corrupción que salpica a la Fundación creada para la visita del Papa e integrada por el Arzobispado de Valencia, el ayuntamiento, la Generalitat y la diputación.

Tras el hallazgo, la Fiscalía Anticorrupción ha solicitado al juzgado de Instrucción número 15 de Valencia que los nuevos hechos delictivos detectados, malversación de caudales públicos y prevaricación, sean investigados por otro juzgado, por lo que la jueza Silvia Vivó ha remitido la nueva causa al Decanato, para que proceda al reparto.
Los nuevos delitos hallados podrían haber sido «cometidos por las personas que firmaron dichos contratos, tanto el responsable de la empresa pública Vaersa como el de la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias». Se trata, según la documentación a la que ha tenido acceso Levante-EMV del director de Vaersa en 2006, Juan Miguel Bellver Ribes y el gerente de la Fundación Javier Jiménez Fortea. Ambos suscribieron los dos contratos, fechados el 15 y 16 de junio de 2006, para contratar la obra civil necesaria previa a la instalación del escenario en el que el Papa Benedicto XVI ofició una misa multitudinaria, días después del accidente del metro de Valencia en el que murieron 43 personas. Los dos contratos suscritos por la Fundación con la empresa pública ascendieron a 447.423,85 euros.
El juzgado y Anticorrupción investigan a Vaersa desde junio de 2014 por prevaricación y malversación en el pago de sobresueldos, irregularidades en la contratación de 65 todoterrenos y el pago de minutas millonarias a un abogado sin contrato, tras una denuncia del sindicato CGT. En la causa están imputados dos de los exdirectores de Vaersa Enrique Simó y Felipe Espinosa Bolaños; la exconsejera delegada Maria Ángeles Ureña, la exdirectora de recursos humanos, Ana Bayarri y al abogado Vicente Bru.