lunes, 21 de noviembre de 2016

La CGT ofrece quitar el recurso de Canal 9 si se readmite a más personal

HÈCTOR SANJUAN
El Mundo

«Más vale un mal acuerdo que un buen pleito».Con esta sentencia, la vicepresidenta del Consell y abogada de profesión, Mónica Oltra, aceptó el ofrecimiento de los representantes sindicales de la CGT para negociar la retirada del recurso que puede complicar muy mucho la vuelta de las emisiones de la nueva televisión autonómica. Este jueves la Audiencia Nacional ponía fecha al juicio (empezará el próximo 11 de enero) y ayer la central abría la puerta a llegar a un acuerdo antes de que el juez abriera el procedimiento.

En un comunicado, la CGT advertía de que las consecuencias de la nulidad que cifraba en torno a los 150 ó 200 millones. Una sentencia condenatoria obligaría al Consell a readmitir a los 1.600 trabajadores, que tendrían que devolver las indemnizaciones pero a cambio cobrarían los salarios dejados de percibir. Por ello, y recordando que prestigiosos catedráticos e incluso una ex presidenta del Constitucional, han pronosticado que la demanda tiene muchas posibilidades de prosperar, la CGT insta al Consell a sentarse a negociar.

Oltra no dio demasiados detalles y se limitó a asegurar que el Gobierno valenciano siempre ha estado abierto al diálogo. En esta línea, apuntó que, cada semana se invita a los representantes del Comité de Empresa al Palau de la Generalitat sin que estos acepten la oferta. Con todo, la número dos del Ejecutivo autonómico apunta que la negociación debe encabezar el secretario autonómico de Comunicación, José María Vidal.

No será una negociación fácil. El portavoz del sindicato, Manolo Camarasa, explica a este periódico que entienden que la situación ha cambiado y que la readmisión de los 1.600 trabajadores es imposible. Por ello, se retrotraen a la última cifra que se puso en la mesa por parte del Comité de Empresa -una televisión con cerca de 800 trabajadores- como punto de partida de la negociación. Con ello, dejan entrever que estarían dispuestos a llegar a un acuerdo siempre y cuando no se baje demasiado esa cifra de partida. Entienden que una televisión de 300 ó 350 empleados como parece que pretende el Consell -el presupuesto de 2017 para la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación es de 55 millones- sería insuficiente y obligaría a externalizar mucha producción. Por ello, instan al Consell a ser valiente y negociar una cifra de readmitidos mayor que permita llegar a un acuerdo antes de que empiece el juicio en la Audiencia Nacional.

No es la única demanda que hace la CGT. La organización anarcosindicalista invita al Consell a personarse «de manera inmediata», en la causa penal abierta contra los anteriores gestores de la RTVV que permitieron un agujero de 1.300 millones de euros para que vuelvan a las arcas autonómicas «hasta el último euro robado».

Por último, llamó la atención la respuesta de Oltra ayer cuando se le preguntó sobre qué posición tomará el Consell si al final llega el día del juicio y debe defender que el ERE, que se criticó desde la oposición, estuvo bien hecho. «La Abogacía decidirá. Es una cuestión técnica».