jueves, 16 de marzo de 2017

CGT desaprueba la legalización del esquirolaje externo y llama a desobedecer las leyes que vulneran derechos fundamentales

CGT anuncia que interpondrá un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional contra la absoluta impunidad empresarial en las relaciones laborales.
 
La Confederación General del Trabajo ha mostrado, a través de un comunicado del Secretariado Permanente, su rechazo a la sentencia del Tribunal Supremo sobre el vaciamiento del derecho fundamental de Huelga y la “legalización” del esquirolaje externo.

En dicho comunicado la CGT considera que esta sentencia es un “auténtico despropósito” además de ser un acto contrario a la legalidad vigente, al Estado de Derecho y a la doctrina del Tribunal Constitucional.

CGT explica que actualmente nos encontramos con un marco de relaciones laborales enfermo de neoliberalismo, inseguro para la clase trabajadora porque ha disuelto el carácter colectivo del conflicto, individualizando las relaciones laborales y alcanzando la homogenización a la baja de las condiciones del trabajo.

Ante esta situación, cuando la clase trabajadora decide organizarse y luchar por sus derechos laborales y ejercer la defensa de los mismos a través de herramientas legales, el Tribunal Supremo la frena legalizando el esquirolaje a través de la subcontratación.

CGT considera que esta decisión hace que el uso de una herramienta de lucha básica de las trabajadoras y trabajadores, como es el derecho fundamental a la huelga, pierda efectividad. Por ello, además de interponer un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, la CGT llama abiertamente a desobedecer aquellas leyes y sentencias que vulneran los derechos fundamentales, recordando que la movilización es la única solución.