miércoles, 20 de junio de 2018

El incremento de la llegada de pateras pone al límite al personal de los medios de Salvamento Marítimo

CGT denuncia la pasividad de la dirección de Salvamento Marítimo ante el incremento de la llegada de inmigrantes.
 
CGT Mar advirtió, hace meses, a dicho ente público, de la situación de desborde de las tripulaciones de Salvamento Marítimo.
 
Exigimos al nuevo Gobierno, un Plan de Emergencias para reforzar el operativo en Andalucía, Canarias, Ceuta y Melilla

Madrid, 18 de junio de 2018

El pasado fin de semana, han sido casi 1300 personas las personas rescatadas por el personal de Salvamento Marítimo en nuestra zona SAR en aguas del Sur de la Península y Canarias. Aún se están buscando 43 desaparecidos y 2 pateras más, y 4 son los fallecidos recuperados. Y seguramente, a la hora de mandar este comunicado estos datos habrán quedado ya desfasados.

Las cifras esconden el drama personal de cada una de estos seres humanos, cuyo relato de lo vivido nos pondría la piel de gallina al más pintado, y también esconden el titánico esfuerzo que están realizando los colectivos y personas que participan en el operativo de rescate y apoyo.

Las tripulaciones de Salvamento Marítimo, a pesar de su ejemplar trabajo son un triste ejemplo de ello. Con tripulaciones reducidas, encadenan día tras día, sin posibilidad de descanso, jornadas interminables en alta mar, no siempre en las mejores condiciones, y haciendo lo imposible para que no se les escape una vida, algo que ante la magnitud de la tragedia, es prácticamente imposible. Aun así, son millares las personas salvadas, millares las que hoy pueden dar gracias a que cuando su precaria embarcación estaba por perecer, una Salvamar, una Guaradmar, un Buque de Salvamento o un helicóptero, o todos a la vez, estaban allí para acudir en su auxilio.

La labor de Salvamento Marítimo, su trabajo silencioso pero continuo, de sus hombres y mujeres, no tiene precio, pero sí mucho valor, el que lamentablemente no se reconoce desde los responsables de este servicio y de nuestros gobernantes.

Y este menosprecio se traduce básicamente, en no dotar de los medios justos y necesarios para hacer su labor, materiales en algunos casos, pero sobre todo humanos.

Pero además, desde CGT llevamos advirtiendo desde hace meses a la dirección del Ente Público SASEMAR y a la Dirección General de la Marina Mercante, que el incremento de la llegada de inmigrantes, presente y futuro, estaba poniendo en peligro la seguridad de salvados y salvadores.

A finales de 2017 les mostramos la cifras que de sobran conocen, más de 28.000 personas llegaron a nuestras costas, siendo año record, si nos referimos a la Península, Ceuta y Melilla, y solo superadas por el año 2006, cuando fueron, en esta caso, con mayor incidencia en aguas de Canarias, alrededor de 38.000 las personas atendidas, con la conocida crisis de los Cayucos.

Desde CGT advertíamos que las previsiones y los informes de organismos internacionales apuntaban con casi absoluta certeza que esto iba en incremento, y que si ya en estos momentos la situación era insostenible para las tripulaciones de Salvamento Marítimo, lo que estaba por venir hacia imperativo una Plan de Urgencia que reforzara de forma contundente a los medios y personas implicadas en los operativos de Salvamento, por cierto, tal como se hizo en el año 2006 y posteriores.

Estas peticiones se han reiterado, y lamentablemente, desde la Administración, y hasta el momento la respuesta ha sido prácticamente nula, manifiestamente insuficiente sin paliativos.

Por responsabilidad con las tripulaciones, por su seguridad, y en beneficio también de preservar la eficacia del servicio que prestan, nos vemos en la necesidad de exigir que el Gobierno de la nación tome las medidas pertinentes para paliar la grave situación que estamos viviendo.

CGT Mar está solicitando reuniones con el Ministerio de Fomento y los diferentes entes responsables de este servicio público. Mientras tanto estamos valorando otras medidas.

Enric Tarrida

Secretario General de CGT Mar y Puertos