viernes, 22 de junio de 2018

Xavi Carda: “De fraudes, buzones y elecciones sindicales”

Hace algunos días fui invitado, en representación de la Confederación General del Trabajo, a la presentación de la “Bústia” de denuncias que ponía en marcha l’Agència Antifrau de la Comunitat Valenciana. Invitados todos los sindicato, el único que faltó a la cita fue UGT. Es curioso que el sindicatos con más liberados no tuviese a nadie disponible para asistir a conocer el funcionamiento del buzón que permite que podamos denunciar cualquier tipo de corruptela; tanto en contrataciones como en subvenciones y materia de personal.

Pero unos días después, comprendí la falta de interés de algunas organizaciones sindicales en la transparencia al asistir en la Filmoteca Valenciana al pase de un documental sobre corrupción.

En él, diversas personas trabajadoras en la administración pública explicaban los métodos utilizados por las estructuras corruptas. Como son las promesas ascenso y reclasificación de un puesto de trabajo, el pago muy por debajo de la subvención recibida, colocación a dedo de personal en bolsas y muchos más privilegios que ofrecen a aquellas personas que se dejan embaucar.

Al ver este interesante documental me di cuenta de por qué los sindicatos del Régimen (de cualquier régimen) no están muy interesados en la transparencia; puesto que ellos utilizan entre sus obedientes afilia@s los mismos cebos.

Pero todo lo podrido huele. Y la mediocridad de quien se deja tratar como “borrego” también hace hedor. Y eso lo sabe la Agència Antifrau, la CGT y todas aquellas personas libres que llenan los buzones de la Agència Antifrau y de CGT y hacen posible que en las empresas los sindicatos del Régimen vayan en descenso mientras CGT sube como la espuma denunciando estas y otras muchas corruptelas y privilegios.

Escribo estas notas mientras me aburro como interventor en las elecciones de sanidad del Clínic. (donde nuestra candidatura fue reducida de 72 a 42 personas, mayoritariamente por amenazas encubiertas de los demás sindicatos a nuestras candidatas). Y nuevamente me encuentro con más signos de mediocridad, al ver cómo todos los sindicatos del Régimen (UGT, CSIF, CC.OO., USO, Satse…) llevan a votar y les entregan la papeleta a sus ovejitas como les manda la “guía del interventor” (no interventora) que les han dado sus jefes (no jefas). Y más de setenta personas votan sin estar en el censo electoral, con una simple certificación de la empresa en la que se dice que fueron contratadas el día anterior. Bueno, hay mucho que hacer, dado que las corruptelas están normalizadas. Desde CGT seguiremos denunciándolas.

Xavi Carda Isach

Secretario General Sindicato Administración Pública CGT-València